Flor de Fornells Virgen

Elaborada gracias al efecto del viento y del sol en el agua del mediterráneo, la Flor de Fornells se recoge manualmente de los cristalizadores para preservar su textura crujiente y ligera. Una vez secada al sol, se empaqueta al vacío sin ningún tipo de aditivos y con un grado de humedad óptimo para que se derrita sobre los alimentos.

Flor de Fornells con tomate seco

El tomate seco es salado de por sí. Troceado y mezclado con la sal en muy poca cantidad, se empaqueta una vez que el líquido remante de los tomates triturados ha cristalizado con la flor durante el secado. Delicioso sobre aguacate crudo con aceite, espárragos verdes, cremas frías de calabacín o zanahoria, almejas, pastas o arroces.

Flor de Fornells a la Rabiosa

Esta mezcla está pensada para los amantes de la comida italiana y lo picante. La famosa mezcla “a la Rabiatta” dará el toque final a sus salsas para pasta o bases de pizza pero también a la verdura y las legumbres aldentes, al horno, a la brasa o al vapor. Con patatas bravas no tiene parangón.

Flor de Fornells con Romero

Eminente menorquina, esta mezcla se hace con hojas recogidas en la isla. Muy presente en la comida mediterránea, los menorquines dicen haber adoptado ésta variedad todas sus barbacoas de cordero, conejo, legumbres y verduras a la brasa.

Flor de Fornells con Jengibre

El jengibre es una raíz muy utilizada en la comida asiática. La flor de sal con trocitos de jengibre es crujiente y suavemente picante. Los aficionados al agridulce pueden sazonar piña o higo (en salsas o crudo), ensaladas tibias de pollo o pescado, crema de zanahoria y naranja y también marinar pescado crudo, particularmente el atún.

Flor de Fornells con semillas de Eneldo

Las semillas utilizadas en esta mezcla tienen un sabor alimonado con un toque leñoso al romper la semilla en la boca. La recomendamos para sazonar arroces u otro acompañamiento, para todo tipo de marinados y en especial los de los pescados blancos. Berberechos, almejas, navajas etc multiplican su sabor gracias a esta mezcla.

Flor de Fornells con Comino

Muy utilizado en la cocina árabe y en la oriental, pero también presente en las salsas mexicanas y africanas, el comino tiene un olor fuerte y dulzón gracias a su alto contenido en aceites. Hecha de una mezcla de flor de sal y comino en polvo recomendamos ésta mezcla para ensaladas de tomate, tortilla de setas, para tagines de pollo o cordero (guisos marroquíes) y cómo no, para estofados y guisos, lentejas o garbanzos.

Flor de Fornells con Pimentón de la vera

Mezcla dedicada a los amantes de los platos a la plancha, la flor de sal con pimentón aúna el sabor de la sal y el sabor dulzón del pimentón. Con carne o pescado es ideal para el pulpo y el cordero, guisados o fritos.

Flor de Fornells con semillas de Cilantro

El cilantro está muy presente en la cocina caribeña, en particular en los ceviches (pescado crudo con salsa agridulce) a la que confiere un gusto fresco parecido a la menta. La mezcla se compone de semillas enteras y trituradas, lo que permite que el sabor de la semilla una vez mascada inunde el paladar. Se puede utilizar con pescado a la plancha o al horno. Con ensaladas de canónigos o espinaca y miel. Adereza muy bien los quesos blancos frescos, Feta, Mozzarela o de Burgos. Los forofos del Tofú se sorprenderán de la mezcla de sabores.

Flor de Fornells con Pimienta

Para salpimentar todo plato, ensaladas, pescados, carnes, y mariscos. Muy útil para las salsas si no quiere añadir sal corriente al cocinarlas. Los que empiezan el día con un desayuno salado y los amantes del Blody Mary encontrarán esta mezcla perfecta.